Facebook Contacto

TRASTORNO OBSESIVO COMPULSIVO

¿Que es el Trastorno Obsesivo Compulsivo?

El Trastorno Obsesivo Compulsivo, TOC, es una enfermedad que se caracteriza por la sensación de ansiedad relacionada con la presencia de obsesiones y compulsiones.

Las obsesiones se caracterizan por la presencia de pensamientos, imagenes o impulsos recurrentes, que pueden experimentarse como intrusivos o inadecuados, que no corresponden a preocupaciones excesivas sobre problemas de la vida real.

Las compulsiones se caracterizan por la manifestación de conductas o actos mentales repetitivos que se realizan como respuesta obligatoria ante la obsesión o de acuerdo a ciertas reglas que deben seguirse estrictamente. Tienen como finalidad disminuír la angustia provocada por las obsesiones, pero suelen ser claramente excesivas y no tienen una conexión realista con el peligro que se quiere prevenir.

La persona que sufre de obsesiones está conciente que son producto de su mente y, al evaluarlas como inapropiadas e irracionales, trata de ignorarlas o suprimirlas. Al constatar que no puede dejar de repetir las conductas compulsivas y que no es capaz de controlar sus ideas obsesivas, se le generan importantes sentimientos de culpabilidad. Piensa que está haciendo algo absurdo y su temor de pedir ayuda es tan grande, que tarda en promedio 7 años en solicitar tratamiento

En la gran mayoría de los casos, las personas que sufren de TOC realizan importantes esfuerzos por resistirse a efectuar las conductas compulsivas, pero al darse cuenta que fracasan en sus intentos, sienten mucha culpa y frustración. En los casos más severos, ni siquiera existe la disposición a resistirse y la sensación de no tener la voluntad y la fuerza necesaria para superar el problema, genera fuertes sentimientos de derrota y tristeza en la persona enferma.

Ideas obsesivas más frecuentes:

  • Preocupación persistente por enfermarse física o mentalmente
  • Preocupación persistente por contaminarse con algún elemento dañino
  • Preocupación persistente por hacerse daño o dañar a otras personas debido a algún descuido a falta de responsabilidad
  • Intromisión de ideas con carácter sexual o agresivas
  • Intromisión de ideas consideradas por la persona irrespetuosas con sus creencias religiosas


Compulsiones más frecuentes:

  • Conductas excesivas de lavado y limpieza.
  • Evitación de lugares y situaciones experimentadas como contaminadas.
  • Verificación y repetición de una situación o conducta determinada: cerradura cerrada, calefont apagado, etc.
  • Necesidad imperiosa de ordenar ciertas cosas de cierta manera.
  • Ejercicios mentales para controlar las ideas: rezar, contar, etc.